Translate

jueves, 20 de septiembre de 2018

聖マタイ使徒福音記者


今日の聖人(9月21日)

聖マタイ使徒福音記者
1世紀

 マタイは、カファルナウムの町で、ユダヤの徴税人として働いていた。当時の徴税人は、ローマの手先となって同胞からお金を取る者として、罪人とみなされ人びとから疎まれていた。ある日、収税所の前を通られたイエスから「わたしに従いなさい」と声をかけられてイエスに従い、12使徒の一人となった。
 マタイは、福音書を当時のユダヤ社会で使われていたアラマイ語で著わし、旧約の預言がキリストにおいて実現されたことを主張し、キリストが真の救い主、神であることを強調した。特にイエスの言葉を「山上の説教」として系統だててまとめている。その後、マタイがどのような足跡をたどったかは明らかでないが、エチオピアで殉教したとされている。
カトリック教会の外には絶対に救いがありません
この、ウエブサイトに、アクセスして下さい   
 

miércoles, 19 de septiembre de 2018

St. Januarius - San Jenaro


ENGLISH:
Every September 19 the Church celebrates the feast of St. Januarius, who died a martyr and whose blood, deposited for centuries in a special reliquary, goes from being a dry mass to a liquid state.

St. Januarius, patron of Naples (Italy), was Bishop of Benevento. During the persecution against the Christians he was taken prisoner with his companions and subjected to terrible tortures. One day, he and his friends were thrown to the lions, but the beasts only roared without approaching them.

Then they were accused of using magic and condemned to die beheaded near Pozzuoli, where they were also buried. This happened approximately in the year 305.

The relics of St. Januarius were moved to different places until they finally arrived in Naples in 1497.

Although many question it, no one can explain the fact that it occurs with the blood of the saint, which becomes liquid (liquefaction) in three celebrations during the year: the translation of his remains to Naples (the Saturday before the first Sunday in May ), its liturgical feast (September 19) and the anniversary of its intervention to avoid the effects of an eruption of the Vesuvius volcano in 1631 (December 16).

In each of these opportunities, the Bishop or a priest presents the relic with blood, in front of the urn containing the head of St. Januarius. All this in the presence of the faithful. After a lapse of time, the presider shakes the reliquary, turns it upside down and the mass of blood becomes liquid and with a reddish color that sometimes bubbles. Then he announces: "The miracle has happened!"
visit: mostholyfamilymonastery.com

ESPAÑOL:
Cada 19 de septiembre la Iglesia celebra la fiesta de San Jenaro, quien murió mártir y cuya sangre, depositada desde hace siglos en un relicario especial, pasa de ser una masa seca a estado líquido.

San Jenaro, patrón de Nápoles (Italia), fue Obispo de Benevento. Durante la persecución contra los cristianos fue hecho prisionero junto a sus compañeros y sometido a terribles torturas. Un día, él y sus amigos fueron arrojados a los leones, pero las bestias sólo rugieron sin acercárseles.

Entonces fueron tildados de usar magia y condenados a morir decapitados cerca de Pozzuoli, donde también fueron enterrados. Esto sucedió aproximadamente en el año 305.

Las reliquias de San Jenaro fueron trasladadas por diferentes lugares hasta que finalmente llegaron a Nápoles en 1497.

Aunque muchos lo cuestionan, nadie puede explicar el hecho que se produce con la sangre del santo, la cual se vuelve líquida (licuefacción) en tres celebraciones durante el año: la traslación de sus restos a Nápoles (el sábado anterior al primer domingo de mayo), su fiesta litúrgica (19 de septiembre) y el aniversario de su intervención para evitar los efectos de una erupción del volcán Vesubio en 1631 (16 de diciembre).

En cada una de esas oportunidades, el Obispo o un sacerdote presentaba la reliquia con la sangre, frente a la urna que contiene la cabeza de San Jenaro. Todo esto ante la presencia de los fieles. Después de un lapso de tiempo, el que presidía agitaba el relicario, lo volvía de cabeza abajo y la masa de sangre se torna líquida y con un color rojizo que a veces burbujea. Entonces anuncia: “¡Ha ocurrido el milagro!”
visite: vaticanocatolico.com 

martes, 18 de septiembre de 2018

聖ヤヌアリオ司教殉教者


今日の聖人(9月19日)

聖ヤヌアリオ司教殉教者
?-305年

 ヤヌアリオは、イタリアのベネヴェントで生まれた。ローマ皇帝ディオクレティアヌスの迫害のときに、その地の司教であった彼は、数人の助祭や信徒とともに捕えられた。ヤヌアリオは信徒たちを励まし、ポッツオリに送られ、そこで殉教した。遺体は、413年にナポリの郊外のカタコンブに移された。彼はナポリの守護の聖人といわれ、その絵はシュロの葉と開いた本を持って描かれている。
カトリック教会の外には絶対に救いがありません
この、ウエブサイトに、アクセスして下さい   
 

St. Joseph of Cupertino - San José Cupertino


ENGLISH:

September 18, St. Joseph of Cupertino. Year 1663.

Joseph was born in 1603 in the small Italian town called Cupertino. His parents were extremely poor. The child came into the world in a poor shed attached to the house, because the father, a humble carpenter, had not been able to pay the fees he owed from his house and had seized it.

His father died, and then his mother, faced with the situation of extreme poverty in which she found herself, treated the poor child very harshly and he grew weak and distracted. He forgot to eat. Sometimes he would walk through the streets with his mouth open looking sadly at the people, and the neighbors nicknamed him "open-mouthed." People despised him and believed him a little thing. But what they did not know was that in their duties of piety he was extraordinarily pleasing to God, who was going to respond to him in wonderful ways.

At the age of 17 he asked to be admitted as a Franciscan but he was not admitted. He asked to be received in the capuchins and was accepted as a lay brother, but after eight months he was expelled because he was extremely distracted. He dropped the plates when he took them to the dining room. He forgot the trades they had given him. It seemed that he was always thinking of other things. By useless they sent him out.

When he was discarded, Joseph sought refuge in the house of a family member who was rich, but he declared that this young man "was not good for anything," and threw him out into the street. He was then forced to return to the misery and contempt of his home. The mother felt no pleasure in seeing such a "useless" return, and to get rid of him he insistently begged a relative who was a Franciscan, to receive the boy as an errand boy in the convent of the Franciscan Fathers.

It happened then that in Joseph a change was made that nobody had imagined. The fathers received him as a worker and put him to work in the stable and began to perform with remarkable skill in all the trades that entrusted him. Soon with his humility and his kindness, with his spirit of penance and his love for prayer, he gained the esteem and appreciation of the religious, and in 1625, by unanimous vote of all the friars of that community, he was admitted as Franciscan religious.

They put him to study to appear to the priesthood, but it happened to him that when he went to present exams everything was locked and he was not able to answer. One of the final exams came and poor Fray Joseph the only phrase of the gospel that was able to explain completely well was the one that says: "Blessed is the fruit of your womb Jesus." He was very scared but at the beginning of the exam, the head of the examiners said: "I am going to open the gospel, and the first sentence that comes out will be the one that has to explain." And it was precisely the only phrase that the Cupertino knew perfectly: "Blessed be the fruit of Thy womb".

The last exam finally came to an end, in which it was decided who would be ordained. And the first ten that the bishop examined answered so wonderfully well all the questions, that the bishop suspended the examination saying: Why keep examining the others if they are all so formidably prepared? "And there he was taking turns so that they would examine, Joseph of Cupertino, trembling with fear in case they were going to disqualify him, and he got rid of such a catastrophe by chance.

Once ordained priest in 1628, he dedicated himself to trying to win souls through prayer and penance. He knew that he had no special qualities to preach or teach, but then he supplemented these deficiencies by offering great penances and many prayers for sinners. He never ate any meat or drank any kind of liquor. He fasted on bread and water for many days. He devoted himself with great effort and consecration to the manual works of the convent (which was for the only thing that he felt was capable).

From the day of his priestly ordination his life was an uninterrupted series of ecstasies, miraculous healings and supernatural events to such an extent that they are not known in similar numbers with any other saint. It was enough that they told him about God or about heaven so that he became insensitive to what was happening around him. Now they explained why he was so distracted and open-mouthed as a child. One Sunday, feast of the Good Shepherd, a little lamb was found, he put it on his shoulder and when he thought about Jesus, Good Shepherd, he went up in the air with lamb and everything.

The animals felt a special affection for him. Passing through the field, he would pray and the sheep would gather around him and listen to his prayers. The swallows in large flocks flew around his head and accompanied him by blocks and blocks.

We know that the Catholic Church calls ecstasy to a state of elevation of the soul to the supernatural, during which the person is momentarily freed from the influence of the senses, to contemplate what belongs to the deity. St. Joseph of Cupertino was in ecstasy very often during Holy Mass, when he was praying the psalms of the Holy Bible. During the 17 years that he was in the convent of Grotella his community companions witnessed 70 ecstasies of this saint. The most famous happened when 10 workers wanted to carry a heavy cross to a mountain and could not. Then Fray Joseph rose through the air with a cross and everything and took it to the top of the mountain.

 As these rare events could produce movements of exaggerated fervor among the people, the superiors forbade him to celebrate mass in public, go to pray in community with the other religious, attend the dining room when the others were there, and attend other public meetings of devotion.

When he was in ecstasy, he was punctured with needles, beaten with sticks and even put candles on his fingers and felt nothing. The only thing that made him come back to himself was to hear the voice of his superior calling him to do his homework. When he returned from his ecstasy he asked his companions for forgiveness, saying: "Excuse me for these 'dizziness attacks' that they give me."

In the Church there have been levitations to more than 200 saints. They consist in elevating the human body from the ground, without any physical force that is lifting it. It has been considered as a gift that God makes certain souls very spiritual. St. Joseph of Cupertino had numerous levitations.

One day the ambassador of Spain arrived with his wife and they sent for Fray Joseph to do a spiritual consultation. He came running. But when he was about to start talking to them, he saw a picture of the Virgin that was at the top of the building, and giving his typical little cry went up through the air until he faced the face of the sacred image. The ambassador and his wife watched with emotion such an event they had never seen. The saint prayed a few moments, and then he descended gently to the ground, and as if embarrassed, he ran up to his room and did not go down that day any more.

In Osimo, where the saint spent his last six years, one day the other religious saw him rise to a statue of the Virgin Mary that was three meters and a half high, and kiss the Baby Jesus, and there next to the Mother and the Child remained for a while praying with intense emotion, suspended in the air.

On the day of the Assumption of the Virgin in the year 1663, one month before his death, he celebrated his last mass. And while he was celebrating he was suspended in the air as if he were with the same God in heaven. Many witnesses witnessed this event.

Many enemies began to say that all these were mere inventions and accused him of cheating. He was sent to the Superior General of the Franciscans in Rome and when he realized that he was so pious and so humble, he recognized that he was not pretending anything. They then took him to the Supreme Pontiff Urban VIII, who wished to know if what he was told about the ecstasies and levitations of the friar was true or not. And while talking to the Pope, Joseph was in ecstasy and was rising through the air. The Duke of Hannover, who was a Protestant, when he saw Joseph in ecstasy, converted to Catholicism.

Pope Benedict XIV, who was very strict in not accepting as miracle anything that was not truly a miracle, carefully studied the life of Joseph of Cupertino and declared: "All these facts can not be explained without a very special intervention of God."

The last years of his life, Joseph was sent by his superiors to very remote convents where no one could talk to him. People discovered where he was and ran there. Then they sent him to another convent further still. He suffered months of aridity and spiritual dryness (like Jesus in Gethsemane) but later on the basis of much prayer and continuous meditation, he returned again to the peace of his soul. To those who consulted him about spiritual problems, he always gave them a remedy: "Pray, never tire of praying, that God is not deaf, and heaven is not made of bronze.

He died on September 18, 1663 at the age of 60.
visit: mostholyfamilymonastery.com



ESPAÑOL:
18 de Septiembre, San José Cupertino. Año 1663.


José nació en 1603 en el pequeño pueblo italiano llamado Cupertino. Sus padres eran sumamente pobres. El niño vino al mundo en un pobre cobertizo pegado a la casa, porque el papá, un humilde carpintero, no había podido pagar las cuotas que debía de su casa y se la habían embargado.

Murió su padre, y entonces la madre, ante la situación de extrema pobreza en que se hallaba, trataba muy ásperamente al pobre niño y este creció debilucho y distraído. Se le olvidaba hasta comer. A veces pasaba por las calles con la boca abierta mirando tristemente a la gente, y los vecinos le pusieron por sobrenombre el "boquiabierta". Las gentes lo despreciaban y lo creían un poca cosa. Pero lo que no sabían era que en sus deberes de piedad era extraordinariamente agradable a Dios, el cual le iba a responder luego de maneras maravillosas.

A los 17 años pidió ser admitido de franciscano pero no fue admitido. Pidió que lo recibieran en los capuchinos y fue aceptado como hermano lego, pero después de ocho meses fue expulsado porque era en extremo distraído. Dejaba caer los platos cuando los llevaba para el comedor. Se le olvidaban los oficios que le habían puesto. Parecía que estaba siempre pensando en otras cosas. Por inútil lo mandaron para afuera.

Al verse desechado, José buscó refugio en casa de un familiar suyo que era rico, pero él declaró que este joven "no era bueno para nada", y lo echó a la calle. Se vio entonces obligado a volver a la miseria y al desprecio de su casa. La mamá no sintió ni el menor placer al ver regresar a semejante "inútil", y para deshacerse de él le rogó insistentemente a un pariente que era franciscano, para que lo recibieran al muchacho como mandadero en el convento de los padres franciscanos.

Sucedió entonces que en José se obró un cambio que nadie había imaginado. Lo recibieron los padres como obrero y lo pusieron a trabajar en el establo y empezó a desempeñarse con notable destreza en todos los oficios que le encomendaban. Pronto con su humildad y su amabilidad, con su espíritu de penitencia y su amor por la oración, se fue ganando la estimación y el aprecio de los religiosos, y en 1625, por votación unánime de todos los frailes de esa comunidad, fue admitido como religioso franciscano.

Lo pusieron a estudiar para presentarse al sacerdocio, pero le sucedía que cuando iba a presentar exámenes se trababa todo y no era capaz de responder. Llegó uno de los exámenes finales y el pobre Fray José la única frase del evangelio que era capaz de explicar completamente bien era aquella que dice: "Bendito el fruto de tu vientre Jesús". Estaba asustadísimo pero al empezar el examen, el jefe de los examinadores dijo: "Voy a abrir el evangelio, y la primera frase que salga, será la que tiene que explicar". Y salió precisamente la única frase que el Cupertino se sabía perfectamente: "Bendito sea el fruto de tu vientre".

Llegó al fin el examen definitivo en el cual se decidía quiénes sí serían ordenados. Y los primeros diez que examinó el obispo respondieron tan maravillosamente bien todas las preguntas, que el obispo suspendió el examen diciendo: ¿Para qué seguir examinando a los demás si todos se encuentran tan formidablemente preparados?" y por ahí estaba haciendo turno para que lo examinaran, el José de Cupertino, temblando de miedo por si lo iban a descalificar. Y se libró de semejante catástrofe por casualidad.

Ordenado sacerdote en 1628, se dedicó a tratar de ganar almas por medio de la oración y de la penitencia. Sabía que no tenía cualidades especiales para predicar ni para enseñar, pero entonces suplía estas deficiencias ofreciendo grandes penitencias y muchas oraciones por los pecadores. Jamás comía carne ni bebía ninguna clase de licor. Ayunaba a pan y agua muchos días. Se dedicaba con gran esfuerzo y consagración a los trabajos manuales del convento (que era para lo único que se sentía capacitado).

Desde el día de su ordenación sacerdotal su vida fue una serie no interrumpida de éxtasis, curaciones milagrosas y sucesos sobrenaturales en un grado tal que no se conocen en cantidad semejante con ningún otro santo. Bastaba que le hablaran de Dios o del cielo para que se volviera insensible a lo que sucedía a su alrededor. Ahora se explicaban por que de niño andaba tan distraído y con la boca abierta. Un domingo, fiesta del Buen Pastor, se encontró un corderito, se lo echó al hombro y al pensar en Jesús, Buen Pastor, se fue elevando por los aires con cordero y todo.

Los animales sentían por él un especial cariño. Pasando por el campo, se ponía a rezar y las ovejas se iban reuniendo a su alrededor y escuchaban muy atentas sus oraciones. Las golondrinas en grandes bandadas volaban alrededor de su cabeza y lo acompañaban por cuadras y cuadras.

Sabemos que la Iglesia Católica llama éxtasis a un estado de elevación del alma hacia lo sobrenatural, durante lo cual la persona se libra momentáneamente del influjo de los sentidos, para contemplar lo que pertenece a la divinidad. San José de Cupertino quedaba en éxtasis con mucha frecuencia durante la Santa Misa, cuando estaba rezando los salmos de la S. Biblia. Durante los 17 años que estuvo en el convento de Grotella sus compañeros de comunidad presenciaron 70 éxtasis de este santo. El más famoso sucedió cuando 10 obreros deseaban llevar una pesada cruz a una montaña y no lo lograban. Entonces Fray José se elevó por los aires con cruz y todo y la llevó hasta la cima del monte.

Como estos sucesos tan raros podían producir movimientos de exagerado fervor entre el pueblo, los superiores le prohibieron celebrar misa en público, ir a rezar en comunidad con los demás religiosos, asistir al comedor cuando estaban los otros ahí, y concurrir a otras sesiones públicas de devoción.

Cuando estaba en éxtasis lo pinchaban con agujas, le daban golpes con palos y hasta le acercaban a sus dedos velas encendidas y no sentía nada. Lo único que lo hacía volver en sí era oír la voz de su superior que lo llamaba a que fuera a cumplir con sus deberes. Cuando regresaba de sus éxtasis pedía perdón a sus compañeros diciéndoles: "Excúsenme por estos ‘ataques de mareo’ que me dan".

En la Iglesia han sucedido levitaciones a más de 200 santos. Consisten en elevar el cuerpo humano desde el suelo, sin ninguna fuerza física que lo esté levantando. Se ha considerado como un regalo que Dios hace a ciertas almas muy espirituales. San José de Cupertino tuvo numerosísimas levitaciones.

Un día llegó el embajador de España con su esposa y mandaron llamar a Fray José para hacerle una consulta espiritual. Este llegó corriendo. Pero cuando ya iba a empezar a hablar con ellos, vio un cuadro de la Virgen que estaba en lo más alto del edificio, y dando su típico pequeño grito se fue elevando por el aire hasta quedar frente al rostro de la sagrada imagen. El embajador y su esposa contemplaban emocionados semejante suceso que jamás habían visto. El santo rezó unos momentos, y luego descendió suavemente al suelo, y como avergonzado, subió corriendo a su habitación y ya no bajó más ese día.

En Osimo, donde el santo pasó sus últimos seis años, un día los demás religiosos lo vieron elevarse hasta una estatua de la Virgen María que estaba a tres metros y medio de altura, y darle un beso al Niño Jesús, y ahí junto a la Madre y al Niño se quedó un rato rezando con intensa emoción, suspendido por los aires.

El día de la Asunción de la Virgen en el año 1663, un mes antes de su muerte, celebró su última misa. Y estando celebrando quedó suspendido por los aires como si estuviera con el mismo Dios en el cielo. Muchos testigos presenciaron este suceso.

Muchos enemigos empezaron a decir que todo eso eran meros inventos y lo acusaban de engañador. Fue enviado al Superior General de los Franciscanos en Roma y este al darse cuenta que era tan piadoso y tan humilde, reconoció que no estaba fingiendo nada. Lo llevaron luego donde el Sumo Pontífice Urbano VIII, el cual deseaba saber si era cierto o no lo que le contaban de los éxtasis y las levitaciones del frailecito. Y estando hablando con el Papa, quedó José en éxtasis y se fue elevando por el aire. El Duque de Hannover, que era protestante, al ver a José en éxtasis se convirtió al catolicismo.

El Papa Benedicto XIV que era rigurosísimo en no aceptar como milagro nada que no fuera en verdad milagro, estudió cuidadosamente la vida de José de Cupertino y declaró: "Todos estos hechos no se puede explicar sin una intervención muy especial de Dios".

Los últimos años de su vida, José fue enviado por sus superiores a conventos muy alejados donde nadie pudiera hablar con él. La gente descubría donde estaba y corrían hacia allá. Entonces lo enviaban a otro convento más apartado aún. El sufrió meses de aridez y sequedad espiritual (como Jesús en Getsemaní) pero después a base de mucha oración y de continua meditación, retornaba otra vez a la paz de su alma. A los que le consultaban problemas espirituales les daba siempre un remedio: "Rezar, no cansarse nunca de rezar. Que Dios no es sordo ni el cielo es de bronce. Todo el que pide, recibe".

Murió el 18 de septiembre de 1663 a la edad de 60 años.
visite: vaticanocatolico.com



lunes, 17 de septiembre de 2018

聖ヨセフ(クペルティノ)司祭


今日の聖人(9月18日)

聖ヨセフ(クペルティノ)司祭
1603年-1663年

 ヨセフは、イタリアのナポリ近郊のクペルティノの貧しい家に生まれた。病弱で、普通の子どもよりも知恵が遅れており、口をぽかんとあけていたので、人びとからもあざけられることが多かった。仕事に就くとすぐに解雇され、修道士になることを望んで修道会に入るが、すぐに出されるなどして、ようやくラ・グロッテラのフランシスコ修道院から、馬丁として受け入れられた。ここで、ヨセフは祈りと断食の修行をよく行い、1628年に司祭となった。そのころから、彼は神秘体験をし、身体が宙に浮かぶことが度々おこり、「空飛ぶ修道士」と呼ばれて、人びとの訪問を受けるようになった。そのため教会の権威者たちは、ヨセフをピエタロッサの修道院に移して、人びとの目にふれないようにした。彼は死ぬまで監禁されていたが、決して不平を言わずすべてを耐え、神にのみ信頼を置いていた。ヨセフはこの徳ゆえに、1753年に聖人とされた。飛行機の操縦士と乗客の保護の聖人といわれている。
カトリック教会の外には絶対に救いがありません
この、ウエブサイトに、アクセスして下さい   
 

domingo, 16 de septiembre de 2018

St. Cornelius & St. Cyprian - San Cornelio & San Cipriano


ENGLISH:
Every September 16th the Church celebrates Pope St. Cornelius and Bishop St. Cyprian, two friends who opposed the heresies and blasphemies of his time. What led them to die as martyrs.

Cornelius means "strong as a horn" and during his life gave honor to his name because he firmly faced the heresy of Novatian, who proclaimed that the Catholic Church had no power to forgive sins. However, the Pope opposed and supported forgiveness for the truly repentant sinner.

Among those who supported the Pope was St. Cyprian who backed him against the heresy of Novatian.

However, the suffering of St. Cornelius would not only be for internal matters in the Church, but also for the persecution of the Christians of the Emperor Decius. He was sent to exile and died beheaded in the year 253.

St. Cyprian, Bishop of Carthage, for his part suffered similarly the persecution of Decius and that of Emperor Valerian. Later he was sentenced to death for continuing to hold religious ceremonies and to oppose offering sacrifices to the gods. He, upon hearing his sentence, exclaimed: "Thanks be to God." Then he was beheaded in September 258.

Thus, the two friends, united in faith and support in difficult times, suffered under the same torment and gave testimony to other Christians so that they remain firm in the Truth.
visit: mostholyfamilymonastery.com

ESPAÑOL:
Cada 16 de septiembre la Iglesia celebra al Papa San Cornelio y al Obispo San Cipriano, dos amigos que se opusieron a las herejías y blasfemias de su tiempo. Lo que los llevó a morir como mártires.

Cornelio significa “fuerte como un cuerno” y durante su vida dio honor a su nombre porque afrontó con firmeza la herejía de Novaciano, quien proclamaba que la Iglesia Católica no tenía poder para perdonar pecados. Sin embargo el Papa se opuso y sostuvo el perdón para el pecador verdaderamente arrepentido.

Dentro de los que apoyaban al Papa se encontraba San Cipriano quien lo respaldó contra la herejía de Novaciano.

No obstante, el sufrimiento de San Cornelio no sólo sería por cuestiones internas en la Iglesia, sino también por la persecución a los cristianos del emperador Decio. Fue enviado al destierro y murió decapitado en el año 253.

Cipriano, Obispo de Cartago, por su parte sufrió de igual modo la persecución de Decio y la del emperador Valeriano. Más adelante le decretaron pena de muerte por seguir celebrando ceremonias religiosas y oponerse a ofrecer sacrificios a los dioses. Él, al oír su sentencia, exclamó: “Gracias sean dadas a Dios”. Luego fue decapitado en septiembre del 258.

De esta manera, los dos amigos, unidos en la fe y el apoyo en tiempos difíciles, padecieron bajo el mismo suplicio y dieron testimonio a los demás cristianos para que permanezcan firmes en la Verdad.
visite: vaticanocatolico.com

sábado, 15 de septiembre de 2018

聖コルネリオ教皇と聖チプリアノ司教殉教者


今日の聖人(9月16日)
 聖コルネリオ教皇と聖チプリアノ司教殉教者

聖コルネリオ教皇

?-253年(在位251-253年)

 聖コルネリオはカルタゴ(現在のチュニジア共和国)に生まれた。キリスト教徒ではなかったが、成人してから洗礼を受け、司祭への道を志した。後に叙階され、249年ごろ、カルタゴの司教になった。謙遜で善良なコルネリオは、デキウス帝の迫害によって苦しむ信徒たちを心にかけ、司教として励ました。250年1月20日に教皇ファビアノが殉教し、14ヶ月後、コルネリオが教皇に選ばれた。
 コルネリオの在位中、「大罪のゆるし」と「迫害のときに棄教した信徒の教会復帰」が問題となった。コルネリオは「司教によれば、大罪をゆるすことができる」と主張し、カルタゴの司教チプリアノがこれを支持した。しかし、ノヴァティアヌスはコリネリオの主張に反対し、自らが教皇であると宣言した(対立教皇)。
 251年、コルネリオはカルタゴに司教たちを集め、棄教者がゆるしの秘跡を受け、償いのわざを行えば教会に戻ることができることを確認した。これによって、ノヴァティアヌス派は排斥された。
 同じ9月16日に記念するチプリアノ司教は、教皇コリネリオをあらゆる面でよく助けた。チプリアノは、教会が一つであるために、使徒ペトロの後継者である教皇のもとに、司教、信徒たちが一致することの大切さを強調した。
 デキウス帝の死後、ペストが流行し、民衆の不満は、キリスト教徒に向けられた。そのため、トレボニアヌス帝もキリスト教を弾圧し、コリネリオは捕らえられた。彼は、追放されたチェントゥリチェッレ(現在のチヴィタヴェッキア)で253年に亡くなった。

聖チプリアノ司教殉教者

?-258年

 聖チプリアノは、カルタゴ(現在のチュニジア共和国)に生まれた。彼は高い教育を受け、修辞学の教師、弁護士をしていた。貧しい人に持っているものを施し、洗礼を受ける前から、貞潔の誓いを立てていた。254年、彼は洗礼を受け、2年後司祭に叙階され、その後カルタゴの司教になった。
 当時、デキウス帝の迫害で棄教したキリスト教徒が、教会に戻ることが問題となった。教皇コルネリオは「司教によれば、大罪をゆるすことができる」と主張し、チプリアノがこれを支持して、ノヴァティアヌス派に対抗した。また、ノヴァティアヌスによって分裂した教会で受けた洗礼について、チプリアノはその有効性を認めなかった。
 チプリアノ司教は、同じ9月16日に記念する教皇コリネリオをあらゆる面でよく助けた。チプリアノは、教会が一つであるために、使徒ペトロの後継者である教皇のもとに、司教、信徒たちが一致することの大切さを強調した。
 ウァレリアヌス帝(在位253年-260年)の迫害のとき、チプリアノはチュニジアのコルバに追放され、投獄された。258年、「神に感謝」ということばとともに、斬首によって殉教した。彼は優れた著作家でもあり、『主の祈りについて』『善行と施しについて』などがある。
カトリック教会の外には絶対に救いがありません
この、ウエブサイトに、アクセスして下さい   
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...