Translate

viernes, 19 de febrero de 2016

Bergoglio, el Antipapa Francisco, NO es Cristiano




Recientemente el antipapa Francisco, Jorge Bergoglio, ha hecho la siguiente declaración sobre Donald Trump: "Una persona que sólo piensa en la construcción de muros no es cristiana"


Si bien es cierto que Donald Trump no es cristiano, él no lo es pero no por querer contruir un muro, eso no lo hace un "no-cristiano", sino el hecho de ser un hereje protestante.

Ahora bién, el antipapa Francisco tampoco es cristiano, porque niega dogmas escenciales de la fe católica, y las Escrituras. Tales como: Fuera de la Iglesia Católica no hay salvación; la necesidad de creer en Cristo (según él hasta un ateo se puede salvar). Incluso ha dicho en una ocasión "yo no creo en un Dios católico" (porque él cree en un dios masónico, el que le pertenece a todos: musulmanes, judíos, protestantes, y paganos).

Citas tomadas del periódico oficial del Vaticano L’Osservatore Romano y de dos libros de Francisco que documentan sus creencias sobre varios temas: Conversaciones con Jorge Bergoglio y Sobre el Cielo y la Tierra.


LAS HEREJÍAS DE FRANCISCO SOBRE LOS JUDÍOS

Los judíos rechazan que Jesucristo es Dios, sin embargo, Jesús dice en Juan 8, 24:
“Si no creyereis que Yo soy, moriréis en vuestros pecados”.
La Iglesia católica enseña infaliblemente que se debe creer en Jesucristo y guardar la fe católica para la salvación. Ella enseña que es un pecado mortal observar o practicar el judaísmo. Pero Francisco apoya la falsa religión del judaísmo y reza en las sinagogas:
Francisco, Conversaciones con Jorge Bergoglio, p. 153: “Hace poco estuve en una sinagoga participando de una ceremonia. Recé mucho y, mientras lo hacía, escuché una frase de los textos sapienciales que no recordaba: ‘Señor, que en la burla sepa mantener el silencio’. La frase me dio mucha paz y mucha alegría”[1].
Francisco, Sobre el Cielo y la Tierra, p. 176: “La Iglesia oficialmente reconoce que el pueblo de Israel sigue siendo depositario de las promesas. En ningún momento dice: ‘Perdieron el partido, ahora nos toca a nosotros’. Es un reconocimiento al pueblo de Israel”[2].
Claramente esto significa que el pueblo judío (que rechaza a Cristo), “sigue siendo el pueblo depositario de las promesas”, esto es, que el pueblo judío sigue siendo el pueblo elegido de Dios. Esto es una blasfemia contra Dios.
Francisco, Sobre el Cielo y la Tierra, p. 46: “También existe la intercesión ministerial de un rabino o presbítero que ora o pide por la salud de otro y se da. Para mí lo que avala una persona que está según la ley de Dios en la sanación es la sencillez, la humildad, la falta de espectacularidad”[3].
Entonces Francisco cree que los rabinos judíos tienen un verdadero ministerio espiritual de intercesión “según la ley de Dios”.
Francisco, Sobre el Cielo y la Tierra, pp. 203-204, dirigiéndose al rabino judío Skorka, Francisco dice: “… no olvido que usted me invitó dos veces a orar y hablar en su sinagoga. Y yo lo invité para que les hablara sobre los valores a mis seminaristas[4].
En la catedral de Buenos Aires, Argentina, el 15 de abril de 1998, Francisco realizó un servicio interreligioso para honrar a judíos fallecidos. Durante esa reunión, Francisco les dijo a los judíos:
“… todos somos hermanos, porque llevamos el sello de Dios en nuestro corazón[5].
El sello de Dios es el bautismo que los judíos rechazan.
                              
                               HEREJIAS DE FRANCISCO SOBRE LOS MUSULMANES

Francisco, Jorge Bergolio, se detuvo a orar frente al ataúd de un musulmán muerto
El 2 de agosto de 2005, Francisco oró frente al cadáver del presidente musulmán del Centro Islámico en Argentina[22]. El cuerpo fue colocado en dirección al oriente hacia la Mecca. El imam islámico recitó versículos del Corán y pidió por las bendiciones de Mahoma. Francisco dijo:
“Con mi oración pido al Creador, Clemente, Misericordioso, le retribuya todo el bien que hizo”[23].
Santo Tomás de Aquino enseñó:
“… si alguien adorara el sepulcro de Mahoma, sería considerado como apóstata”[24].
La acción de Francisco de venerar el cadáver de un líder musulmán es equivalente a adorar el sepulcro de Mahoma.
El 29 de junio de 2010 Francisco visitó un centro islámico y dijo:
“Yo vine como hermano a estrechar vínculos”[25].
En su homilía del 8 de julio de 2013, Francisco habló de los musulmanes diciendo:
“Quiero tener un recuerdo para los queridos inmigrantes musulmanes que esta tarde comienzan el ayuno del Ramadán, con el deseo de abundantes frutos espirituales”[26].

Hace unos meses atrás dijo que la llegada de musulmanes a Europa es buena porque han devuelto a "dios," ya que ahora hay un gran crecimiento del agnosticismo y ateísmo entre los europeos de hoy. Francisco dice esta herejía porque él cree que el dios musulmán y el Dios cristiano son el mismo, pero no lo son. Veamos lo que dijeron papas verdaderos al respecto:

Papa Eugenio IV, Concilio de Basilea, sesión 19, 7 de septiembre de 1434: “… existe la esperanza de que un gran número de la abominable secta de Mahoma será convertido a la fe católica”

Papa Calixto III: “Yo prometo (…) exaltar la fe verdadera, y exterminar con la secta diabólica de los reprobados e infieles de Mahoma [islam] en el Oriente”

      La Iglesia católica considera el islam una secta “abominable” y “diabólica”. (Nota: el Concilio de Basilea, sólo se considera ecuménico/aprobado en las primeras 25 sesiones, como indica The Catholic Encyclopedia, edición inglesa, en el vol. 4, “Councils” [Concilios], pp. 425-426). Una “abominación” es algo que es aborrecible a la vista de Dios. Es algo por lo que Él no tiene respeto y estima. Algo “diabólico” es algo que es del diablo. El islam rechaza, entre muchos otros dogmas, la divinidad de Jesucristo y la Trinidad. Sus seguidores están fuera de los límites de la salvación, siempre y cuando se mantengan musulmanes.

Papa Clemente V, Concilio de Vienne, 1311-1312:
“Es un insulto para el santo nombre y una deshonra para la fe cristiana que en ciertas partes del mundo sujetas a príncipes cristianos donde viven sarracenos [es decir, los seguidores del islam, también llamados musulmanes], a veces separados, a veces mezclados con los cristianos, los sacerdotes sarracenos, comúnmente llamados zabazala, en sus templos y mezquitas, donde los sarracenos se reúnen para adorar al infiel Mahoma, invocado en voz alta y exaltado su nombre cada día a ciertas horas en un lugar elevado (…) Hay un lugar, además, donde fue enterrado un sarraceno que otros sarracenos veneraban como santo. Esto trae descrédito a nuestra fe y da gran escándalo a los fieles. Estas prácticas no se pueden tolerar sin disgustar a la Divina Majestad. Nos, por tanto, con la aprobación del sagrado concilio, prohibimos estrictamente esas prácticas, a partir de ahora, en tierras cristianas. Nos lo ordenamos a todos y cada uno a los príncipes católicos, (…) Ellos deben eliminar esta ofensa en sus territorios y velar para que sus súbditos la eliminen, para que así puedan alcanzar la recompensa de la felicidad eterna. Se les prohíbe expresamente la invocación pública del sacrílego nombre de Mahoma (…) Los que presuman actuar de otra manera deberán ser castigados por los príncipes por su irreverencia, para que otros puedan ser disuadidos de tal osadía”

      La Iglesia, además de enseñar que todos los que mueren como no católicos se pierden, también ella enseña que a nadie se le debe obligar a abrazar el bautismo, porque la creencia es un acto libre de la voluntad.

Papa León XIII, Immortale Dei, # 25, 1 de nov. 1885: “Es, por otra parte, costumbre de la Iglesia vigilar con mucho cuidado para que nadie sea forzado a abrazar la fe católica contra su voluntad, porque, como observa acertadamente San Agustín, ‘el hombre no puede creer más que de buena voluntad’”

      La enseñanza del Concilio de Vienne de que los príncipes cristianos deben hacer valer su autoridad civil para prohibir la expresión de la falsa religión del islam muestra, una vez más, que el islam es una religión falsa que lleva las almas al infierno y que desagrada a Dios.

También debemos saber que Jorge Bergoglio simpatiza con el comunismo/socialismo. El comunismo está condenado por la Iglesia Católica. Francisco no es ni remotamente cristiano, es decir católico, ni tampoco es papa.

San Roberto Belarmino, Cardenal y Doctor de la Iglesia, De Romano Pontifice, II, 30:"Un papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser un cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia.Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los heréjes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción"

Francisco con el presidente comunista de Venezuela Nicolás Maduro 


 Francisco junto al abortista, y defensor de la homosexualidad, Obama


Junto a Fidel Castro




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...