Translate

martes, 3 de octubre de 2017

St. Thérèse of Lisieux, October 3rd - Santa Teresa de Lisieux, 3 de Octubre.




 ENGLISH:


therese
BornMarie Françoise-Thérèse Martin
(1873-01-02)2 January 1873
Alençon,  Orne, France
Died30 September 1897(1897-09-30) (aged 24)
Lisieux, Calvados, France


Beatified29 April 1923 by Pope Pius XI
Canonized17 May 1925 by Pope Pius XI


Saint Thérèse of Lisieux (French: Sainte-Thérèse de Lisieux), born Marie Françoise-Thérèse Martin (2 January 1873 – 30 September 1897), also known as Saint Thérèse of the Child Jesus and the Holy Face, O.C.D., was a French Catholic Discalced Carmelite nun who is widely venerated in modern times. She is popularly known as "The Little Flower of Jesus" or simply "The Little Flower".
Thérèse has been a highly influential model of sanctity for Catholics and for others because of the "simplicity and practicality of her approach to the spiritual life". Together with Saint Francis of Assisi, she is one of the most popular saints in the history of the church. Pope Saint Pius X called her "the greatest saint of modern times".
Thérèse felt an early call to religious life, and overcoming various obstacles, in 1888 at the early age of 15, she became a nun and joined two of her elder sisters in the cloistered Carmelite community of Lisieux, Normandy. After nine years as a Carmelite religious, having fulfilled various offices such as sacristan and assistant to the novice mistress, and having spent her last eighteen months in Carmel in a night of faith, she died at aged 24, following a slow and painful fight against tuberculosis.
Her feast day is October 3rd. Thérèse is well known throughout the world, with the Basilica of Lisieux being the second-largest place of pilgrimage in France after Lourdes.

Carmelite of Lisieux, better known as the Little Flower of Jesus, born at Alençon, France, 2 January, 1873; died at Lisieux 30 September, 1897.
She was the ninth child of saintly parents, Louis and Zélie Martin, both of whom had wished to consecrate their lives to God in the cloister. The vocation denied them was given to their children, five of whom became religious, one to the Visitation Order and four in the Carmelite Convent of Lisieux. Brought up in an atmosphere of faith where every virtue and aspiration were carefully nurtured and developed, her vocation manifested itself when she was still only a child. Educated by the Benedictines, when she was fifteen she applied for permission to enter the Carmelite Convent, and being refused by the superior, went to Rome with her father, as eager to give her to God as she was to give herself, to seek the consent of the Holy Father, Leo XIII, then celebrating his jubilee. He preferred to leave the decision in the hands of the superior, who finally consented and on 9 April, 1888, at the unusual age of fifteen, Thérèse Martin entered the convent of Lisieux where two of her sisters had preceded her.
The account of the eleven years of her religious life, marked by signal graces and constant growth in holiness, is given by Soeur Thérèse in her autobiography, written in obedience to her superior and published two years after her death. In 1901 it was translated into English, and in 1912 another translation, the first complete edition of the life of the Servant of God, containing the autobiography, “Letters and Spiritual Counsels”, was published. Its success was immediate and it has passed into many editions, spreading far and wide the devotion to this “little” saint of simplicity, and abandonment in God’s service, of the perfect accomplishment of small duties.
The fame of her sanctity and the many miracles performed through her intercession caused the introduction of her cause of canonization only seventeen years after her death, 10 Jun, 1914.
For further information visit: mostholyfamilymonastery.com


ESPAÑOL:

therese
NacióMarie Françoise-Thérèse Martin
2 de Enero, 1873
Alençon,  Orne, Francia
Murió30 de Septiembre, 1897 (edad 24)
Lisieux, Calvados, Francia


Beatificada29 de Abril de 1923 por el Papa Pio XI
Canonizada17 de Mayo de 1925 por el Papa Pio XI
Santa Teresa de Lisieux (francesa: Sainte-Thérèse de Lisieux), nacida Marie Françoise-Thérèse Martin (2 de enero de 1873 - 30 de septiembre de 1897), también conocida como Santa Teresa del Niño Jesús y El Santo Rostro, O.C.D. Fue una monja carmelita descalza que es ampliamente venerada en los tiempos modernos. Ella es popularmente conocida como "La Pequeña Flor de Jesús" o simplemente "La Pequeña Flor". Teresa ha sido un modelo muy influyente de santidad para los católicos y para otros por la "simplicidad y practicidad de su acercamiento a la vida espiritual". Junto con San Francisco de Asís, ella es uno de los santos más populares en la historia de la iglesia. El Papa San Pío X la llamó "el más grande santo de los tiempos modernos". Teresa sintió una llamada temprana a la vida religiosa, y superando diversos obstáculos, en 1888 en la edad temprana de 15, ella se hizo monja y enlistó a dos de sus hermanas mayores en la comunidad carmelita del claustro de Lisieux, Normandía. Después de nueve años como religiosa carmelita, habiendo cumplido varios cargos como el sacristán y asistente de la señora novicia, y habiendo pasado sus últimos dieciocho meses en el Carmelo en una noche de fe, murió a los 24 años, después de una lenta y dolorosa lucha contra tuberculosis. Su día de fiesta es el 3 de octubre. Thérèse es bien conocida en todo el mundo, con la Basílica de Lisieux siendo el segundo lugar más grande de peregrinación en Francia después de Lourdes.
Carmelita de Lisieux, más conocida como la Pequeña Flor de Jesús, nacida en Alençon, Francia, el 2 de enero de 1873; murió en Lisieux el 30 de septiembre de 1897. Era la novena hija de padres santos, Louis y Zélie Martin, quienes habían querido consagrar sus vidas a Dios en el claustro. La vocación les fue denegada a sus hijos, cinco de los cuales se volvieron religiosos, uno a la Orden de Visitación y cuatro al Convento Carmelita de Lisieux. Educada en una atmósfera de fe en la que todas las virtudes y aspiraciones fueron cultivadas y desarrolladas cuidadosamente, su vocación se manifestó cuando aún era sólo una niña. Educada por los benedictinos, cuando tenía quince años pidió permiso para entrar en el convento de las Carmelitas, y siendo rechazada por el superior, fue a Roma con su padre, tan ansioso de entregarla a Dios como ella misma se entregó, para buscar el consentimiento del Santo Padre, León XIII, celebrando su jubileo. Prefería dejar la decisión en manos de la superiora, que finalmente consintió y el 9 de abril de 1888, a la inusual edad de quince años, Thérèse Martin entró en el convento de Lisieux donde le habían precedido dos de sus hermanas. El relato de los once años de su vida religiosa, marcada por las gracias señas y el crecimiento constante en santidad, es dado por Soeur Thérèse en su autobiografía, escrita en obediencia a su superior y publicada dos años después de su muerte. En 1901 fue traducida al inglés, y en 1912 se publicó otra traducción, la primera edición completa de la vida del siervo de Dios, que contenía la autobiografía "Cartas y consejos espirituales". Su éxito fue inmediato y ha pasado a muchas ediciones, difundiendo ampliamente la devoción a esta "pequeña" santa de la simplicidad, el abandono al servicio de Dios, el perfecto cumplimiento de los pequeños deberes. La fama de su santidad y los muchos milagros realizados a través de su intercesión causaron la introducción de su causa de canonización sólo diecisiete años después de su muerte, el 10 de junio de 1914.
Para más información visite: vaticanocatolico.com 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...